jueves, 13 de julio de 2017

COMIENZA DE NUEVO "VERANO EN BRIEVA 2017"



Vuelven las actividades culturales, sociales, espirituales y de ocio a Brieva. Como en años anteriores, en colaboración con la pedagoga del Centro Penitenciario, organizamos una serie de sesiones los jueves del verano hasta la celebración de la Virgen de la Merced (24 de septiembre) con el objetivo de promover un disfrute del tiempo libre de las internas con tintes educativos y que alienten la futura salida en libertad. 

Hace dos semanas dio comienzo esta nueva campaña con la participación de Jesús Galán, "Chuchi", capellán del Centro Penitenciario durante la última década. Como en otras ocasiones, las internas disfrutaron de su amena charla y el posterior diálogo. 

Hoy tres profesores del departamento de educación física del Colegio Diocesano "Pablo VI" (Jorge Barrera, Pilar Casillas y Javier Repiso) han podido transmitir la importancia tanto para el cuerpo como para la mente de un buen estado físico en cada uno de nosotros. Los valores del deporte, las experiencias de vida junto a otros compañeros; y posibles salidas laborales han sido los temas tratados, los cuales han despertado notablemente el interés de las internas: cómo es el día a día de un profesor de Primaria, qué hay detrás de un tatuaje, por qué un profesor dedica su agosto a caminar hacia Santiago, cómo convertirse en monitora de zumba y otras respuestas han calado entre las algo más de veinte internas que participaron en el taller. La sesión ha finalizado con unos ejercicios prácticos y una clase de zumba. 

Los profesores a la salida de Brieva, durante la evaluación del taller.
Por último, las internas nos dieron sus ideas para futuros talleres: magia, juegos y gymkanas, videoforums; y una nueva sesión con los tres profesores que amenizaron la tarde de hoy en Brieva para profundizar en lo tratado.

domingo, 29 de enero de 2017

CÁRCEL Y EXCLUSIÓN SOCIAL: La invisibilidad de las personas privadas de libertad


Dueñas, 28 de enero de 2017

Como todos los años, la Pastorales Penitenciarias de la Región de Castilla-León y Asturias, nos hemos encontrado el último sábado del mes de enero en Dueñas para reflexionar sobre la realidad de las personas privadas de libertad. Esta vez, la realidad sobre la que nos hemos detenido ha sido "La cárcel y la exclusión social. La invisibilidad de las personas privadas de libertad". 

Raquel Benito
En la reflexión nos ha ayudado Raquel Benito, abogad y profesora de derecho penal en la Universidad Autónoma de Madrid y responsable del Área Jurídica del Departamento de Pastoral Penitenciaria.

En la reflexión nos hemos ido acercando a la invisibilidad de las personas en prisión tanto en el plano jurídico, como en el institucional y en el social. 


Por último, os dejamos el enlace al PDF con el resumen en tuits de la charla y alguna fotografía más por si fuera de vuestro interés:  50 tuits personas privadas de libertad invisibles

 

domingo, 25 de diciembre de 2016

RECORDAMOS LA CARTA PASTORAL DEL OBISPO DE ÁVILA DEDICADA A LOS PRESOS Y A LA LABOR DE LA PASTORAL PENITENCIARIA.


El lunes 19 de septiembre de 2016 daba comienzo la III Semana de Pastoral Penitenciaria de la diócesis, y lo hacía a lo grande: con la presentación de la nueva Carta Pastoral del Obispo de Ávila, centrada en una de las obras de misericordia recomendadas para este Año Jubilar: visitar a los presos. Bajo el título "Venid vosotros a verme, benditos de mi Padre, porque estuve en la cárcel y vinisteis a verme" (del Evangelio de Mateo, capítulo 25), Jesús García Burillo aborda de forma sencilla y breve cómo debe ser la actitud de la sociedad en general, y de la Iglesia en particular, ante los reclusos, fortaleciendo los compromisos de una efectiva Pastoral Penitenciaria.

Presentación de la Carta Pastoral en el Obispado, 19-IX-16

Como el mismo Obispo explica en sus primeras páginas, esta Carta nace de su propia experiencia, pues "con relativa frecuencia tengo la dicha de celebrar la Santa Misa en la prisión de Brieva con un grupo de internas (…) Al salir de la prisión, después de dar gracias a Dios por los dones de la fe y de la esperanza, experimento un profundo desgarro en mi corazón al pensar en los miles de personas que, en la prisión de Brieva o en otros centros penitenciarios viven aislados del mundo, privados de libertad y olvidados por casi todos". Por eso, García Burillo ha dedicado esta carta a ahondar en la tan necesaria labor de la Pastoral Penitenciaria, con el fin de "exponeros nuestra preocupación y nuestra invitación a abrir los ojos al mundo excluido de libertad".

SANAR LOS CORAZONES AFLIGIDOS (SANARE CONTRITOS CORDE)

En la presentación estuvo presente el Director del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal, el Padre Florencio Roselló, quien expresó su satisfacción por poder estar en Ávila para acompañar al Obispo en la presentación de su Carta, en la que, a su juicio, “Don Jesús tiene muy presente a las víctimas”. Sobre la Pastoral Penitenciaria, Roselló destacó sus tres áreas fundamentales: religiosa (sacramentos), social (necesidades) y jurídica (mediación, justicia restaurativa); y recordó a los más de 3000 voluntarios “que entran semanalmente en prisión, un dato desconocido pero numeroso, que indica el compromiso real de la Iglesia con la cárcel”. Asimismo quiso enfatizar la importancia del trabajo pastoral en las prisiones, afirmando que así como "el seminario es el corazón de la diócesis, la cárcel es el sagrario de la diócesis".

Portada de la Carta Pastoral

También intervino en el acto el capellán del Centro Penitenciario de Brieva, Chuchi Galán, para quien el trabajo con las internas va más allá del mero acompañamiento. “Sanar los corazones afligidos debe ser una máxima (…) Si Dios entra en tu vida y te toca el corazón, no hay vuelta atrás. Si en la curva del camino te encuentras con Él, es lo mejor que te puede pasar. A ellas [las reclusas] también", señaló. Además, el capellán quiso destacar la importancia del Obispo en el trabajo en la cárcel: “su figura y su presencia en Brieva es necesaria. Es nuestra cabeza y le debemos obediencia".

Por último, invitamos a cada persona, grupo, asociación o parroquia de la diócesis a realizar un trabajo particular sobre la carta a lo largo del curso pastoral 2016/17: lectura comunitaria o por grupos y reflexión posterior en base a una serie de preguntas generales. Posteriormente, la delegación de Pastoral Penitenciaria se ofrece para mantener un encuentro y poder dialogar sobre lo que os haya interpelado la lectura de la carta y, también, para acompañar los posibles retos que hayan surgido. Puedes descargar la carta pastoral, pincha en el siguiente enlace (también puedes pasarte por el Obispado de Ávila y pedir una copia de forma gratuita):

http://www.diocesisdeavila.com/app/download/28354303/carta+pastoral+2016.pdf

Preguntas sugeridas post-lectura

viernes, 18 de noviembre de 2016

INFORME SOBRE EL JUBILEO DE LOS PRESOS

Ya han pasado varios días del Jubileo de los reclusos en Roma. Tiempo para asumir, digerir y asimilar todo lo que vivió la representación de la Conferencia Episcopal Española. Después de haber hecho un pequeño balance y de revisar todo con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias os remitimos este archivo que quiere ser un informe de lo vivido y sentido en esos días jubilares junto al Papa Francisco. Lo hemos recibido desde el Departamento de Pastoral Penitenciaria de la CEE.

Esperamos que sea de vuestro interés: Jubileo Presos Informe

viernes, 4 de noviembre de 2016

JUBILEO DE LOS PRESOS, 5 y 6 de noviembre en Roma.

En el calendario de las celebraciones jubilares también están los presos. De hecho el último acto jubilar en Roma con el Papa Francisco está fechado para el 5 y 6 de noviembre con el título "Jubileo de los presos".

De España estará un pequeño grupo de internos/as, capellanes, voluntarios y trabajadores de la prisión. Después de muchos papeleos, vamos a participar un grupo representativo de la Pastoral Penitenciaria de España.

Prisiones o diócesis participantes dependiendo de Pastoral Penitenciaria: Picassent (Valencia); Castellón I, Alicante Cumplimiento, Murcia, Jaén, Sevilla, prisión de Algeciras, Prisión del Puerto II, Madrid III (Valdemoro), Madrid IV (Navalcarnero), Mallorca. En total 11 prisiones de España. Internos, de momento 22, de los cuales 16 son hombres y 6 mujeres.

Se ha organizado un momento para que toda la Delegación española se encuentre. Será el sábado 5 a las 15,00h. en la iglesia san Giovanni Baptista dei Fiorentini, junto al Tíber.  Al ser una iglesia cercana a San Pedro, después iremos juntos a pasar por la Puerta Santa.

"Los que vamos a estar en Roma en estos días nos sentimos enviados de toda la Iglesia que camina en las prisiones de España. Somos representantes de los casi 150 capellanes, 3.000 voluntarios de Pastoral Penitenciaria y de muchas familias de internos".


Invitación: 
Hablemos en las eucaristías que vamos a celebrar en las prisiones en este sábado y domingo del Jubileo de los presos en Roma con el Papa Francisco. Hagamos ver a los internos que el Papa quiere encontrarse con ellos, y lo hace con una representación. Ayudemos a que los internos de España se sientan representados en Roma por los que van a estar allí. Que les hagamos ver que son parte de la Iglesia que camina en prisión pero que cada día clama por la libertad. Comentemos que el Papa se va a encontrar con internos igual que lo ha hecho cuando ha visitado prisiones en los países a los que ha viajado.

Es un momento histórico y por lo tanto hemos de invocar la singularidad de este hecho y darle la importancia que merece. Nunca antes había salido del país un grupo de presos tan numeroso como el que saldrá estos días para Roma.

Desde el Departamento de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española tres son los objetivos que pretendemos con este Jubileo:
- Que la Iglesia universal comprenda que la cárcel también es iglesia, que los presos también son comunidad e hijos de Dios.
- Que la sociedad en general comprenda que los presos, si su proceso penitenciario lo permite, también pueden participar en actos con la sociedad en libertad.
- Que los propios presos perciban que Dios, a través del Papa Francisco, les mira con ojos de misericordia, les abraza y les perdona.


Por último, somos presonas de fe, encomendamos este Jubileo a la oración de nuestros grupos de reflexión en las prisiones, de nuestros voluntariados y en la vuestra personal.

miércoles, 24 de agosto de 2016

EL CAMINO DE SANTIAGO SE HACE PRESENTE EN BRIEVA



Siguiendo con las actividades de verano organizadas por la Pastoral Penitenciaria de la diócesis de Ávila en Brieva, el jueves 18 de agosto Daniel Gago, antiguo alumno de los Colegios Diocesanos de Ávila y Scout, se acercó hasta el Centro Penitenciario para hablar de su experiencia al realizar el Camino de Santiago durante este verano.  


En concreto, "Dani" recorrió junto a una amiga los últimos 100 kilómetros del Camino Portugués. Nos contó que todo había surgido de forma inesperada y que, sin embargo, la experiencia había sido fabulosa. A través de una presentación fue mostrándonos fotos de los lugares por los que había pasado y las anécdotas más significativas de esa semana intensa de peregrinación. 



Animó a las internas a ponerse en "camino" a través de una dinámica muy especial, que recibieron de un sacerdote polaco con el que se encontraron caminando. Desde la propia cárcel, y desde los lugares en que nos leáis, se puede hacer Camino si hay intención. 

A continuación compartimos los textos que presentó a las internas del C. P. de Brieva:

El Camino de Santiago es como la vida. Hay momentos duros que te piden parar, dejarlo todo, abandonar la marcha. Hay subidas en las que la mochila se hace cada vez más pesada y en las que, lo único que quieres, es descansar. Sin embargo debes seguir. Llegará el momento en el que alcances el punto más alto. La satisfacción será enorme y después todo será bajada. Caminarás varias etapas acompañado, alguna quizás solo. Sentirás que eres el único que camina y lucha por alcanzar la meta. Sin embargo, otros te harán ver que nunca estás solo. Siguiendo tus pasos podrás ver a muchos otros peregrinos que comparten tus deseos. No olvides que todas las subidas y bajadas, todos los momentos duros y también los más sencillos, todo el peso que cargas, la compañía y la soledad; no son más que piezas que conforman el puzzle del Camino de tu vida”.

La mochila es uno de los elementos básicos para hacer el Camino de Santiago. Durante los días que transitamos por la ruta de las estrellas, la mochila es nuestra más fiel compañera de viaje porque en ella llevamos todo lo que necesitamos para la peregrinación. Lo que sucede con la mochila es algo muy curioso, que debería hacernos reflexionar. Hay días que se adaptan a nuestra espalda, como si formase parte de ella, y ni siquiera nos damos cuenta de que la llevamos a cuestas. Otros días, la misma mochila, con el mismo peso, se nos clava en las costillas y nos hunde como si fuera una losa. 


La primera vez que hice el Camino de Santiago, mi mochila estaba llena de cosas inútiles. Alguien me aconsejó que debía llevarme medicinas para todo, como si a lo largo de la ruta no hubiera cientos de farmacias donde poder adquirir el medicamento apropiado, en caso de necesitarlo. Pocos días después de iniciar el Camino, lo que más me dolía, a causa del peso de la mochila, era la espalda. Al llegar a un punto de la ruta, me encontré con un paisano al que todo llamaban "Pablito". Este hombre, nada más echarme la vista encima, me dijo: "Con todo ese peso en la mochila, no vas a llegar a Santiago". 


Lo primero que hizo fue ajustármela, pues mi inexperiencia me hacía llevarla colgando, con lo que la mochila tiraba de mí hacia atrás con todo su peso. Después, "Pablito" me aconsejó que me deshiciera de todo lo innecesario y además me regaló una vara de avellano, que todavía conservo, para que pudiera servirme de apoyo. 

No me hice de rogar, y en el primer albergue en el que pernocté dejé todos los medicamentos y toda la ropa y los utensilios que llevaba "por si acaso". Me quedé sólo con lo imprescindible y, gracias a que vacié mi mochila, no tengo ninguna duda, pude llegar a Santiago. Regalándome sus consejos y su vara de avellano, me hizo un regalo aún mayor al mostrarme que el Camino, el de Santiago y el de la vida, hay que hacerlo, como decía Antonio Machado, "ligero de equipaje". 

La mochila actuó como un símbolo de todo lo que yo debía abandonar para siempre en el Camino. Y no sólo tuve que vaciarla que llevaba en la espalada, sino que, mientras continuaba andando, también tuve que descargar esa otra mochila que no se ve. La que está repleta de sentimientos, pensamientos, emociones y malas experiencias del pasado que, si no nos deshacemos de ellas, impedirás que lleguemos a nuestro objetivo en la vida: SER FELIZ."


La última diapositiva permitió a las internas sincerarse sobre sus inquietudes y emociones. El diálogo que surgió fue muy rico por lo que compartieron las internas sobre sus experiencias vitales y sobre cómo se sentían en ese determinado momento y los miedos que tenían ante su futura libertad. 

Desde aquí nuestro agradecimiento a Dani por regalarnos su tiempo esa tarde, por enseñarnos esta dinámica tan interesante y por seguir concienciando a la sociedad sobre la situación de las personas encarceladas. ¡Hasta pronto, Dani!

jueves, 14 de julio de 2016

SEGUNDA SESIÓN "VERANO EN BRIEVA": La misericordia en nuestra vida, Jorge Zazo.

El jueves 14 de julio de 2016 ha tenido lugar la segunda sesión del programa "Verano en Brieva" que desarrolla Pastoral Penitenciaria de Ávila en el Centro Penitenciario de Brieva. En esta ocasión, nos ha visitado Jorge Zazo, responsable de la dinamización del año de la Misericordia en la diócesis, entre otras responsabilidades.

Reflejamos a continuación fragmentos de su charla, que ha resultado de gran interés para las internas:


"Hay una escena del Evangelio que nos desconcierta a los cristianos. Se trata de un pasaje que rompe la comprensión de otras culturas sobre la #MISERICORDIA:

(Lucas 4, 1-13) En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: - Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan. Jesús le contestó: - Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre" Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo, y le dijo: - Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo. Jesús le contestó: - Está escrito: "Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo darás culto". Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: - Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: "Encargará a los ángeles que cuiden de ti", y también: "Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras" Jesús le contestó: - Está mandado: "No tentarás al Señor tu Dios". Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

Pareciera que los santos son todos modelos, héroes; sin embargo, tenemos a Jesús que fue tentado, y que se sometió a la tentación. En Hebreos 4:15-16 leemos:

Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado".

Jesús fue conducido al desierto por el Espíritu Santo. Le lleva a la tentación. Nosotros solemos pedir lo contrario, "no me pongas en la tentación que me conozco"… "caeré"…

Dios no actúa como nosotros esperaríamos, no quiere situarse por encima como el gobernante que te indulta y que se siente mejor que tú; en cambio, Dios es AMIGO que se pone a tu lado y que quiere ser tentado para vencer y demostrar que nosotros también podemos vencer. El hijo de Dios se humilla y comparte el destino de los pecadores para que le podamos mirar cara a cara, sin perder nuestra dignidad.

Cuando una monja se consagra suele escuchar este texto al recibir una corona de flores: "No hay corona sin victoria, ni victoria sin combate". Gracias a que somos tentados podemos hacernos dignos de lo que se nos da gratis. "Para que seamos dignos de las promesas…". Gracias a la batalla puede llegar uno a ser digno de lo que, por otra parte, se nos da gratis.

El perdón no se nos da porque lo merezcamos sino porque lo NECESITAMOS. Frente a esta sociedad del "hay que merecerse algo, esfuerzo, etc" encontramos en Cristo, por ej. la VIDA, que nadie la pidió; el AMOR, -¿quién no sintió amor no correspondido?; y la FE -¿por qué unos creen y otros no?-.

Hay una película del 83, "La decisión de Sophie", en la que una mujer polaca es llevada a Auschwitz con sus dos hijos. El carcelero le dice que sólo hay sitio para uno de sus hijos. Ella no sabe decidirse, es escena terrible. El soldado agarra a la niña y la asesina… ¿merecería esta persona ser perdonada? Probablemente por juicio humano, no; sin embargo, necesita el perdón.

Esto explica las tentaciones. El Señor te ha perdonado, ahora ve y haz tú lo mismo. La frase " perdono pero no olvido" no puede ser verdad, si es así, no perdonas realmente.

El Cardenal Van Thuan describe los cinco defectos de Jesús http://www.devocionario.com/textos/defectos_1.html: Jesús no tiene buena memoria; Jesús no sabe matemáticas, Jesús no sabe de lógica; Jesús no es un aventurero; Jesús no entiende ni de finanzas ni de economía.

Las tentaciones de Jesús son las nuestras, son reflejo de ellas:

1) "convierte esta piedra en pan": nos habla de las necesidades materiales, pero: ¿dónde está nuestra prioridad: en Dios o en saciar las necesidades? No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Crisis en Occidente: numerosos suicidios entre los jóvenes, cifras que no se publican. A muchos les falta Dios y son infelices. Con la palabra de Dios es difícil no sortear los vientos adversos. Te puede faltar todo y aun ser feliz.

Los pobres me evangelizan, pues han hecho de la palabra de Dios su vida.

En la Eucaristía se transustancia el pan para convertirse en el cuerpo de Cristo.

2) Poder: "Si te arrodillas…". Satanás habla de un poder que se le ha dado… ¿quién se lo ha dado? Nosotros se lo entregamos cada vez que pecamos. Entregamos el mundo al pecar… En las demás personas o amo a Dios, o en el fondo, me estoy amando a mí mismo. Tengo un problema.

3) Poner a prueba a Dios. "Tirate…" Si yo fuera Dios, seguramente fuera más cruel. Ante una enfermedad repentina en una joven, podemos preguntarnos: "¿por qué Dios permite esto? No hay RESPUESTAS en un primer momento. El no haber respuesta es el INDICIO de que el Dios cristiano no es un invento. Si hay respuesta para todo es una invención… Estamos ante la libertad que nos excede. Pero yo me puedo atrever a preguntarle a Dios: "¿por qué pasa esto?" Pregúntale. Ten valor.

"Creo en la Resurrección de la carne". El cuerpo tiene esperanza. No es solo el alma, como pensaban griegos, Platón, etc. Yo no puedo existir sin mi cuerpo, memoria de besos y lágrimas.

DIOS nos es incomprensible por sus silencios y sus propuestas.

Después de las tentaciones Jesús se escabulle de la multitud que quería despeñarlo… De nuevo, no actúa Dios. ¿Cuándo actúa? En la mañana de Pascua, ahí se paga la obediencia de Jesús, su victoria y la nuestra con él.

El DESIERTO es lugar habitado por el Diablo, donde se enviaba al chivo expiatorio, lugar de serpientes y escorpiones con veneno… pero también es lugar donde Moisés recibe el llamado, donde el amado busca a la amada -Cantar de los Cantares-… en definitiva, lugar donde Dios conduce al alma para volverlo a enamorar.

Nosotras vivimos en desierto, en crisis, en la prisión… ¿En qué quieres que se convierta este tiempo: en casa del diablo o en lugar donde Dios nos vuelva a seducir?

En la soledad está el diablo. "Qué solo me encuentro". Igual que la monja venció y obtuvo la victoria, igual nosotros. Pero también esa soledad puede ser la "Soledad sonora" de San Juan de la Cruz, lugar donde encontrarse con Cristo y enamorarse de nuevo.

(mensaje para las internas) Intentadlo… nadie puede pisar tu dignidad.

Estamos juntos todos. Todos somos presos de nosotros mismos. Todos somos tentados y caemos. Pero como nos dice el Papa Francisco: "somos culpables, perdonados por Cristo".